Impuesto sobre las ventas

Cuando las PTA venden artículos pero usan las ganancias exclusivamente para apoyar el propósito de la asociación, son consideradas como consumidores y no como vendedores al detalle de esos artículos (Junta de Estabilización del Estado de California).

Las unidades pagan el impuesto sobre las ventas en el momento de comprar. En consecuencia, los permisos de reventa no son necesarios cuando las unidades efectúan ventas de esos artículos. Observe con cuidado que la condición para esta exención es que las ganancias de la venta sean usadas exclusivamente para lograr los propósitos de la asociación.

Los proveedores no siempre cobran el impuesto sobre las ventas a las unidades que compran artículos para vender en sus colectas de fondos. Algunos proveedores han dicho que a las unidades nunca se les cobra el impuesto sobre las ventas o han argumentado que las unidades necesitan un permiso de venta debido a que están vendiendo mercancía al consumidor.

De acuerdo con los Consejos Tributarios para Organizaciones no Lucrativas (disponible en el sitio de Internet de la Junta de Recaudación de Impuestos de California [California State Board of Equalization] en boe.ca.gov), las unidades están exentas de cobrar y remitir impuestos por la venta de artículos, y se ha determinado que son consumidores de los artículos comprados. Sin embargo, las ganancias obtenidas por la venta de artículos deben usarse exclusivamente para promover el propósito de la asociación exenta. Esto quiere decir que al momento de la compra, las unidades deben pagar a los proveedores el impuesto sobre las ventas de los artículos que planean vender. Las unidades no son consideradas proveedores de artículos como consecuencia de esta exclusión especial y por lo tanto no tienen que obtener permiso de venta ni declarar ventas.

Puede suceder que las unidades tengan que informar a los proveedores de su condición de exclusión e insistir en pagarles el impuesto sobre las ventas, o bien que tengan que ajustar las facturas del proveedor para incluir el impuesto sobre las ventas y pagar la cantidad ajustada. Es recomendable que la unidad estudie la posibilidad de trabajar con otros proveedores si se les dificulta obtener su cooperación o acuerdo en relación con el pago de impuesto sobre las ventas.

Si el proveedor se niega rotundamente a cobrar este impuesto y no hay ningún otro proveedor que pueda cumplir con el requisito de la unidad, el impuesto sobre las ventas de artículos comprados puede y debe ser remitido por la unidad a la Junta de Estabilización junto con una carta; ésta no es una medida usual, pero está disponible en caso que fallen las medidas descriptas anteriormente. Para averiguar la ubicación de las oficinas de la Junta de Estabilización, visite su sitio de Internet en boe.ca.gov.

A los consejos y los distritos de la PTA no se les aplica el mismo criterio que a las unidades y por lo tanto se requiere que consigan permisos de reventa de la Junta de Estabilización del Estado de California al efectuar la recaudación de fondos que incluya la venta de artículos tangibles.

Debido a la gran diversidad de actividades de recaudación de fondos de los consejos y distritos de la PTA, puede consultar el Panfleto N° 18 de consejos prácticos sobre impuestos, “Guía del impuesto sobre la venta y el uso para organizaciones voluntarias y sin fines de lucro que recaudan fondos”, disponible en el sitio de Internet de la Junta de Recaudación de Impuestos de California en boe.ca.gov, para determinar lo que es o no es gravable.

Si un vendedor de otro estado no tiene el permiso de reventa que le permite hacer negocios en el Estado de California, entonces la unidad de la PTA debe conseguir en la oficina de la Junta de Estabilización del Estado de California un permiso de uso para la reventa válido sólo por una vez, y los formularios e instrucciones necesarias para mantener los registros, presentar declaraciones y pagar el impuesto al uso sobre las ventas brutas. Póngase en contacto por medio del sitio Web en boe.ca.gov.

Print Friendly, PDF & Email