Enfoque en las prioridades de las escuelas

Los planificadores de un programa de participación de padres en el sitio escolar deben tener presente que:

La junta de educación y la administración del distrito escolar están comprometidas a apoyar los esfuerzos y las acciones de la escuela, a fin de fortalecer la colaboración entre esta y el hogar.

La participación de los padres de familia es reconocida como una estrategia importante para aumentar el logro estudiantil.

Las actitudes y las gestiones de la administración y de los maestros pueden determinar cuánto y de qué manera se involucran los padres de familia.

Toda planeación y toda acción relacionadas con la participación de los padres de familia deben tomar en cuenta la diversidad de la población escolar.

Planificadores de programas en el sitio escolar deben esforzarse a:

Cumpla con el propósito de la ley de participación de padres de familia y desarrolle un programa integral al respecto, que proporcione formas de participación a los padres de familia y personal de la escuela, tales como:

  • Comunicadores conjuntos de sus ideas e inquietudes.
  • Copartidarios del bienestar de los niños.
  • Copartidarios del aprendizaje estudiantil, la educación y la escuela.
  • Aprendices conjuntos de los programas escolares y el sistema educativo, familia, culturas, desarrollo infantil y problemas infantiles.
  • Educadores conjuntos de los niños y el uno del otro.
  • Asesores, defensores y encargados conjuntos de tomar decisiones.

Organice y distribuya los recursos del distrito escolar de forma que contribuyan directamente con la efectividad de los programas de colaboración entre la escuela y el hogar.

Ofrezca capacitación y apoyo a los padres de familia y personal escolar para ayudar a cada grupo a adquirir las destrezas particulares y comunes que se necesitan para desarrollar la colaboración.

Una los recursos de la escuela y la comunidad de forma que las necesidades de las familias se cubran mejor.

(Adaptado de “El hogar y la escuela, socios en el éxito estudiantil: manual para directores de escuelas”)

Print Friendly